boton whatsapp

Dólar más caro, ¿bueno o malo para las exportaciones?

El dollar, ahora conviene hacer exportaciones?

Para nadie es un secreto que el encarecimiento del dólar, que se ha generado por la crisis económica por cuenta del coronavirus, ha afectado algunos sectores económicos en el país, pero hay otros que pueden verse beneficiados, por ejemplo, el rubro de las exportaciones.

En el pasado, Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), había dicho que exportar con un dólar más caro podría significar grandes cambios para la estrategia exportadora de Colombia, ya que permitiría sacar lo mejor de la situación diversificando los productos que se venden al exterior por otros diferentes a los minero-energéticos.

Para el dirigente gremial, el elemento positivo de la situación es la tasa de cambio, ya que con esto es posible otorgar competitividad a los productores, para obtener precios más atractivos en los mercados internacionales. Sin embargo, Díaz explicó que “el dólar es importante, pero no es lo único, porque hay que incentivarlo a través de la búsqueda de productos alternos a esta moneda; otros productos básicos cuyos precios se vinieron hacia abajo”.

Así las cosas, no cabe duda de que una mayor tasa de cambio, incluso que supere los $4.000, es la representación de una ganancia superior a la acostumbrada para los productores y exportadores.

Al respecto, el analista y columnista, Mauricio Cabrera Galvis, indicó que “si los cafeteros exportaran a esa tasa la misma cantidad de café que vendieron el año pasado (unos US$2.700 millones) tendrían ingresos adicionales por $1,9 billones”.

En ese sentido, pasaría algo similar con los exportadores de bananos, flores y los demás productos aptos para calificar como exportaciones. Lo anterior es una buena noticia sí, y solo sí, el precio internacional de sus productos no sufre una disminución, como pasa por ejemplo con productos como: la palma de aceite, carbón y petróleo.

¿Cómo exportar con un dólar más caro?

De acuerdo con Cabrera Galvis, cuando se presenta una apreciación en el dólar (y por consiguiente devaluación en el peso colombiano) debería haber un incentivo en las ventas de productos colombianos en el exterior. No obstante, para que eso pase deben cumplirse tres elementos muy importantes:

  • Tener capacidad para producir más, pero con calidad de exportación.
  • Que existan compradores interesados en adquirir los productos.
  • Que no se evidencie un aumento en la competencia de otros países que también son productores.

Aunque los pasos parecen ‘fáciles de cumplir’, no es tan sencillo como se plantea, pues es complicado -aunque no imposible- que esos tres elementos se cumplan en simultáneo. Para Cabrera, “en el sector industrial hay capacidad instalada para producir más, por ejemplo, textiles, confecciones, autopartes y algunos productos químicos, pero la demanda externa ha caído, sobre todo, por la crisis de países vecinos. Incluso es más dura la competencia de países como Brasil o México, que han devaluado más sus monedas”.

En el sector agrícola también hay posibilidades, pero estos productos toman años en madurar, como es el caso del aguacate o el café, cuya competencia es latente con Vietnam o Brasil.

Así que para aprovechar de manera adecuada apreciación de la divisa estadounidense, las empresas deben estar preparadas para actuar a tiempo y soportar la constante fluctuación del dólar; de esta manera no sean víctimas del mercado agresivo que se pude desatar entre la competencia.

Para más información acerca Sicex y nuestros servicios escríbenos a sales@sicex.com

Comparte